Cómo conseguir la libertad financiera

Cómo conseguir la libertad financiera

Cómo conseguir la libertad financiera
4.8 (96%) 5 votes

Uno de los objetivos más interesantes de la inversión financiera es llegar a disponer de una cantidad suficiente de dinero como para no tener que preocuparse por el día a día. Entre los sueños más comunes, destaca el de dejar de trabajar, ¿Y qué mejor forma que manteniéndose económicamente con los beneficios de las inversiones? No obstante, la libertad financiera es una meta que hay que trabajar, conociendo bien qué es el concepto y qué es necesario para ponerlo en práctica.

¿Qué es la libertad financiera?

Cuando hablamos de libertad financiera nos referimos a la capacidad que tiene una persona para atender las necesidades relacionadas con la economía sin realizar una actividad. Al no depender de ingresos externos para costear los gastos, no se necesitará un trabajo para vivir. ¿Cómo conseguir la libertad financiera? Consiguiendo ingresos pasivos suficientes como para mantener el estilo de vida que cada uno elija.

Es importante incidir en que la libertad económica no significa tener un nivel de vida muy elevado, si no que el objetivo de la libertad financiera es disfrutar del tiempo libre sin preocuparse por el dinero.

Diferencia entre seguridad, independencia y libertad financiera

Existen diferentes niveles de libertad financiera que se diferencian según sus coberturas y que se distinguen entre: seguridad, independencia y libertad financiera.

  • Seguridad financiera: Es el nivel de la libertad financiera más bajo. En este caso, el individuo obtendrá a través de tus ingresos pasivos la cantidad suficiente como para cubrir gastos pero sólo los imprescindibles. Es decir, la luz, el agua, la hipoteca o la comida, pero no mucho más. En este nivel, la localización será muy importante, pues no es el mismo precio del alquiler en París que en Alicante y por lo tanto, variará la cantidad necesaria para obtener la libertad financiera.
  • Independencia financiera: Este nivel de libertad financiera es aquel que cuesta lo equivalente al estilo de vida habitual en la actualidad. Es decir, además de los gastos de supervivencia, se solventaría el precio de los viajes esporádicos, compras y lo que se suele gastar en restauración.
  • Libertad financiera absoluta: Es el nivel que se alcanza cuando los ingresos pasivos superan a los gastos que se puedan tener. En este punto, se generarán muchos más ingresos de los necesarios, dando paso a la posibilidad de adquirir caprichos. En esta posición sería muy complicado que se acabara el dinero.

libertad financiera

Claves para alcanzar la libertad financiera en el sector inmobiliario

Si estás interesado en alcanzar la libertad financiera, existen una serie de pasos a seguir necesarios y por los que todo inversor debe pasar. Estas son las claves:

Poner tú dinero a trabajar por ti

Para conseguir unos ingresos activos, lo primero es conocer bien la definición. El término ingreso pasivo se refiere a aquella fuente de ingreso que no requiere de una actividad para recibirla por parte del beneficiario. No obstante, sí que requerirá de un esfuerzo, el tiempo que inviertas, y este no será proporcional al beneficio obtenido. El objetivo es gastar el menor tiempo posible para generar más ingresos.

Tipos de ingresos pasivos

  • Aquellos intereses y dividendos gue se generan a través de las inversiones.
  • Los ingresos que se aportan a través una página web (publicidad o afiliación, por ejemplo).
  • Royalties (pagos por derechos de autor) y cánones por patentes.
  • Por último, el modelo más asentado: la renta de alquiler de inmuebles, parkings o similar. Comprar para alquilar es la forma de ingresos es la más estandarizada y que está en auge en los últimos años.

Lo mejor es pensar cómo podemos conseguir ingresos pasivos según nuestro campo profesional y teniendo en cuenta las posibilidades reales de cada uno.

Fijar tus objetivos desde el principio

Antes de empezar a hacer inversiones, lo primero que hay que hacer es reflexionar.

Es muy importante fijar un objetivo ¿Qué tipo de libertad financiera se quiere obtener? Una vez establecido el objetivo, si la meta es muy grande, habrá que dividirlo en diferentes partes y centrarse en generar un flujo de ingreso seguros y permanentes.

Tener en cuenta el factor tiempo

El valor del dinero hoy, no es el mismo que dentro de unos años, y esta es la base de la fórmula del interés compuesto. Este concepto consiste únicamente en que el dinero vaya creciendo por sí solo. Pero, para que esto ocurra, se necesita tiempo, y poseer ya una cantidad.

libertad financiera

¿Cómo lo conseguimos? Hay que invertir una cantidad durante un tiempo, y esta crecerá dado un tipo de interés. Cuando termine este plazo, hay que volver a re-invertirlo (tanto la cantidad inicial como los intereses devengados) y así sucesivamente. Hasta que alcancemos uno de nuestros objetivos.

Diversificar las inversiones

La diversificación es un método para reducir el riesgo de nuestra cartera de inversiones mediante la inversión en diferentes activos. El objetivo de esta estrategia es mejorar la rentabilidad que se obtiene en relación al riesgo que se asume. ¿Cómo? Invirtiendo en activos que reaccionen de forma diversa a posibles futuros escenarios, y poder así evitar situaciones extremas en nuestra cartera.

Usar el apalancamiento financiero

El apalancamiento consiste en utilizar diferentes palancas como mecanismo para alcanzar la libertad financiera. ¿Qué son las palancas? Son aquellos mecanismos que permiten multiplicar los efectos del trabajo propio, mediante la utilización de tácticas o estrategias que potencian los beneficios.

El más conocido es el uso del endeudamiento para financiar una operación, y aprovechar la rentabilidad que generamos para solventar la financiación recibida. Esta es una técnica muy utilizada en el sector inmobiliario, dado que es muy común pedir un préstamo hipotecario e ir amortizándolo con la rentabilidad que se genera del alquiler producido por el propio inmueble. Además, existen otros tipos de mecanismos que potencian el apalancamiento:

  • El marketing en todas sus expresiones (marketing estratégico, mix, operativo, directo, emocional, relacional, digital…).
  • Promoviendo productos específicos en los mercados financieros.
  • Utilizando las posibilidades que internet y los negocios online ofrece.

Networking constante

Hacer networking tanto online como offline es una de las rutinas más destacadas para potenciar la libertad financiera. Ya que establecer vínculos con otros profesionales con el mismo objetivo que nosotros nos puede beneficiar de cara a experimentar una mejora continua en las inversiones.

Para obtener una mayor presencia en el mundo financiero, hacer networking es un plus que crea una red de contactos que puede aportar un valor adicional a los ingresos pasivos.

libertad financiera

Control financiero y análisis de las inversiones

Para conseguir una buena independencia económica es vital controlar las finanzas, ya que aunque sea lógico, debemos darnos cuenta de cuándo se está gastando más de lo que ingresamos, o en el caso de tener mucha rentabilidad, darnos cuenta de que podemos re-invertirlo.

No dejar de formarte

En el mundo de la inversión, jamás se sabe todo. El mejor aliado para la experiencia es la formación, y esta sólo se consigue aprendiendo y formándose. Hoy en día con internet, la información está al alcance de todos, y el riesgo de equivocarse se reduce considerablemente.

Deja un comentario